PAPELERIA RINCON DE LA VICTORIA LIBRERIA

Para viajar lejos no hay mejor nave que un libro.

Historia del libro sistemas de escritura

Historia de la escritura el papiro

Historia de la escritura el papiro

Fuente: Creative commons

Los primeros sistemas de escritura se sitúan en el inicio de la Edad de Bronce, en la última mitad del IV milenio a.C. en Sumeria (Sistema de escritura mesopotámica original -ca. 3500 a. C.-). Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas primeras escrituras no pueden considerarse como una invención espontanea y que, por tanto, debieron existir testimonios escritos anteriores.

Estos sistemas se denominan protoescritura y se basan en la utilización de símbolos ideográficos que efectivamente transmitían información pero que no tenían una relación lingüística directa. Estos sistemas tempranos tienden a situarse en el VII milenio a.C.

Pero ¿Cuál era el soporte en el que se representaban estas primeras escrituras?

Parece que la arcilla es el material sobre el que se conserva la escritura más antigua, lo cual facilitó la aparición de la alfarería. Esto se entiende fácilmente si atendemos a los soportes de algunas protoescrituras, como por ejemplo las pinturas rupestres.

Así pues, las placas de arcilla solían ser muy finas, generalmente cuadradas y de esquinas redondeadas. El proceso por el cual se grababa la escritura sobre estas era inscribir con una cuña de metal, marfil o madera cuando aún estaban húmedas y blandas, lo cual le dio el nombre de escritura cuneiforme (del latín cuneus, cuña). Ampliar aquí

El siguiente paso en la historia del soporte escriturario que nos llevará al desarrollo del libro corresponde a las civilizaciones clásicas de Grecia y Roma, y la del antiguo Egipto. Y es que toca hablar del papiro…

Egipto monopolizó la producción y guardó celosamente el secreto de la fabricación del papiro. Este conocido soporte para la escritura se realizaba a partir de los tallos de una planta que podía encontrarse en la cuenca del Nilo, los cuales se pelaban y colocaban en una capa; luego, sobre esta, se colocaba una segunda capa en sentido transversal. Esta estructura se prensaba y secaba quedando pegadas las láminas con la savia liberada. Una vez seca se pulía con conchas o con piedra pómez.

La única competencia real a la que tendrá que hacer frente el papiro será con el pergamino, a partir del siglo I d.C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 20, 2013 por en Noticias y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: